LA HABANA, Cuba: el béisbol y el softbol son jugados por más de 65 millones de personas en más de 140 países. Vuelve a ser un deporte mundial en los Juegos Olímpicos de 2020 y también está creciendo entre los jugadores con discapacidades, como la discapacidad visual.

Jugadores y directivos del béisbol para ciegos de Cuba, Francia, Alemania e Italia – y la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC, por sus siglas en inglés) – organizaron recientemente reuniones y entrenamientos en La Habana, donde la Asociación Italiana de Béisbol Para Ciegos (AIBXC) introdujo este deporte hace unos años.

El béisbol forma parte del ADN de Cuba y la nación cuenta con ocho equipos activos de béisbol para ciegos. En 2019 Cuba organizará tres nuevos eventos de béisbol para ciegos, que los directivos esperan usar como una oportunidad para invitar a observadores y desarrollar la disciplina en América Latina, donde el béisbol ya tiene raíces profundas y la infraestructura necesaria.

Jorge Luis Cala de la Asociación Nacional de Ciegos de Cuba, dijo que su organización apunta a desarrollar el béisbol para ciegos en su país, debido a “la larga historia del béisbol de calidad en Cuba y los beneficios que el béisbol brinda a las personas ciegas”.

El directivo de la WBSC, Tom Nagel, dijo que Cuba es un punto clave para el desarrollo del béisbol para ciegos en América Latina