México venció a Australia, 5-1, dando un gran golpe a las esperanzas de Aussie de un lugar en la ronda de medallas. Yeraldine Carrion dominó la alineación australiana, yendo a la distancia y permitiendo solo una carrera en cuatro hits y dos bases por bolas mientras ponchaba a 16.

México se metió en el marcador en la parte superior de la primera contra Madison Scott. Con un corredor en el primer cojín el segunda base Paola Villegas conectó doble al jardín izquierdo. Con los corredores en segunda y tercera y dos outs, una jugada de tierra de la tercera base Alyssa Hernández se fue por la línea de tercera base, se dictaminó un doble y anotó dos carreras. La tercera carrera anotó en un lanzamiento descontrolado.

México no necesitaba mirar atrás. La alineación siguió teniendo éxito en los lanzadores de relevo Jorja Barret y Emily Peters. México agregó un par de carreras en la parte inferior de la tercera cuando el receptor Quinn Deavila hizo que Australia pagara un error defensivo con un sencillo impulsor.
México habría anotado más si alguna si no hubiera sido por una carrera cuestionable en las bases y no hubiera perdido un par de corredores, uno en el plato en la primera entrada.

Los bateadores de Australia llegaron a Carrión solo en la parte superior del segundo. Con la corredora temporal Philippa Adkins en segunda, la campocorta Kayla Inzunza solo pudo detener un duro roletazo de del tercera base australiano Jade Whatman y Adkins venció su tiro a casa.

Yeraldine Carrion

Yeraldine Carrion