Israel derrotó a Sudáfrica por 11-1 en ocho entradas, y se clasificó para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Israel dominó el juego desde la segunda entrada y rompió el marcador de una manera bastante simbólica: el primera base Danny Valencia, el ex jugador de la MLB que todos en la lista israelí indican como el líder, conectó un jonrón de tres carreras contra Derick Baylis para extender la diferencia de carreras a diez.

“Lo que hicimos fue enorme”, dijo Danny Valencia al final del juego “No debería pasar desapercibido”.

“Solo trato de hacer mi parte”, agregó Valencia “No podía esperar estar cerca de un mejor grupo de muchachos. Trabajamos muy duro. La preparación del equipo requirió mucho trabajo y tiempo. Vinimos aquí para realizar una tarea y la hicimos “.

Danny Valencia celebró su 35 cumpleaños durante el torneo. Su carrera como jugador se desarrolló de 2010 a 2018 en las Grandes Ligas de EE.UU. Jugó 864 juegos para seis organizaciones diferentes y combinó 96 jonrones. Le preguntamos qué es lo que sigue en su vida en el béisbol: “Bueno, comenzaré a prepararme para los Juegos Olímpicos … lo que sigue son los Juegos Olímpicos de 2020”.
¿Considerarías alguna oportunidad en las ligas profesionales? “Ya veremos. Si surge una buena oportunidad, ¿por qué no?”.

Israel tomó la delantera en la parte superior de la segunda contra Jared Elario y Garth Cahill, dos de los seis lanzadores que Sudáfrica envió al montículo. Israel prosperó en tres caminatas y dos hits. Blake Gailen contribuyó con un sencillo de dos carreras impulsadas.

Joe Wagman lanzó siete entradas sólidas y obtuvo la victoria. Permitió a Sudáfrica solo seis hits y la única carrera llegó al final de la séptima en un hit del bateador designado Brett Willemburg.
Zachary Weiss y Shlomo Lipetz se encargaron de los últimos tres outs.

Israel recibió la placa oficial que se entrega a los ganadores del Clasificatorio de Europa/África para los Juegos Olímpicos 2020.

El Presidente de la Federación, Peter Kurz, casi llorando, dijo que “no tenía palabras” para expresar cuán grande es este logro.

Danny Valencia comentó en una nota final sobre las críticas de la prensa local sobre el hecho de que todos los miembros del equipo nacieron y se desarrollaron como jugadores en EE.UU.: “Todos somos ciudadanos israelíes”.