El último día de juego del round-robin en el grupo A no trajo sorpresas. Cuba se unió a Japón y a Chinese Taipei en la súper ronda y el lanzador abridor Johan Rodríguez efectuó un juego perfecto.

Cuba anotó en cada uno de sus primeros tres turnos al bate contra el abridor Matyas Hasal y el relevista Filip Hedls y al final venció a República Checa por 5-0. Con esta victoria Cuba se aseguró un lugar en la súper ronda.

Johan Rodríguez obtuvo la victoria sin sufrir ni hits ni bases por bolas y ponchando a seis. Los únicos corredores checos jugaron por errores defensivos.

El tercera base Alejandro Prieto y el receptor Yeison Acosta efectuaron ambos dos hits.

Johan Rodriguez led Cuba to the super round

Cuba now looks forward to the super round

Japón no perdió el tiempo para marcar la pauta contra Sudáfrica. Los jóvenes Samurai anotaron diez carreras en la parte inferior de la primera contra Jordan Pinto y Jaedon Jonathan y luego vencieron a Sudáfrica por 15-0.

El campocorto Ren Imai golpeó 3 de 3 con dos carreras impulsadas. El jardinero derecho Kyonosuke Hayashi golpeó 2 de 3, con un jonrón y tres carreras impulsadas.

Japón dio una entrada de juego a cuatro lanzadores diferentes: Hisato Shigematsu, Sakuma Aoki, Ren Imai y Shinsuke Kuwamoto no permitieron ningún hit.

Chinese Taipei fue al bate 23 veces en la primera entrada y anotó 27 carreras. Los anfitriones agregaron carreras en la segunda y tercera entrada y vencieron a Fiji por 32-0 en el último partido del round-robin.